CONDUCIR BAJO EL AGUA.

Los días de lluvia forman parte de la rutina climatológica especialmente en determinadas estaciones del año. Y, en ciertos aspectos, el agua puede resultar un obstáculo. La conducción no escapa a sus incómodos efectos. Entre ellos se encuentra el notable incremento de la densidad del tráfico, de la adherencia de los neumáticos y de la…